Como optometristas que somos y profesionales de un establecimiento sanitario una de nuestras funciones principales es velar por la salud visual de nuestros pacientes y ayudar a prevenir enfermedades como por ejemplo el glaucoma, la retinopatía diabética o la degeneración macular senil, todas ellas de amplia influencia en la población mayor. Por lo tanto debemos distinguir un ojo sano de uno enfermo y en este caso derivar al especialista médico oportuno para su diagnóstico y tratamiento.

Cuando nos encontramos ante ojos sanos podemos realizar todo el trabajo de optometría en gabinete, que incluye el estudio de la graduaciónla visión binocularla acomodación y la visión de cerca entre otros muchos puntos que conforman un completo exámen visual optométrico.

Muchos son los pacientes que por desconocimiento visitan demasiado tarde al especialista, cuando sus patologías ya están en una fase avanzada y su tratamiento es complicado, con lo cual, pierden agudeza visual y/o campo visual de forma severa y ello les merma la calidad de vida.

Nuestra intención es primero sensibilizar y comunicar para después prevenir y detectar en nuestros pacientes signos de enfermedades oculares en sus primeras fases.

Nuestra óptica está perfectamente equipada y además nuestros optometristas siguen una formación continuada con cursos específicos, seminarios y asistencia a congresos.

 

X